Deconstrumática. Revista online de arquitectura, ingeniería y construcción

Las TIC en el sector de la construcción

  • La llamada revolución digital ha transformado en gran medida el sector de la construcción y no hay duda de que lo seguirá haciendo en el futuro
  • El BIM continúa siendo el último grito en dibujo arquitectónico
  • Internet como medio indispensable y de gran utilidad para los profesionales del sector
  • Es ya más que sabido que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han hecho surgir nuevas formas de trabajo, de aprendizaje y de comunicación. Las telecomunicaciones, la informática e Internet han creado un nuevo paradigma y una nueva sociedad, la de la información. Nada ni nadie escapan a este paradigma y el mundo de la construcción no es ninguna excepción.

    La llamada revolución digital ha transformado en gran medida el sector de la construcción y no hay duda de que lo seguirá haciendo en el futuro. Buena muestra de ello es el modelado de información de construcción (BIM, Building Information Modeling), también llamado modelado de información para la edificación. Gracias a las nuevas tecnologías se ha pasado del tradicional dibujo a mano de planos en dos dimensiones a la existencia de software que posibilita el desarrollo de todo el proceso arquitectónico en tres dimensiones (proyecto y manufactura). Quién sabe lo que los arquitectos podrán hacer en un futuro gracias a las nuevas tecnologías que se irán (o ya se están) creando y desarrollando….

    Del CAD al BIM

    A pesar de la rapidez y de los constantes cambios que imperan en la nueva sociedad de la información, el BIM continúa siendo el último grito en dibujo arquitectónico. Año tras año se va implantando como sistema hegemónico al mismo tiempo que este no para de evolucionar con la constante aparición de mejoras e innovaciones. Ahora ya nadie duda de que el BIM acabará sustituyendo al CAD (diseño asistido por ordenador que permite el dibujo de planos en dos dimensiones), como en su momento este último sustituyó al dibujo de planos a mano. De.Construmática ya lo anunciaba es su primer número: “poco a poco el CAD hace un pie al lado y entra el BIM (Building Information System). Esto se refiere a una nueva generación de programas que permite ir diseñando tridimensionalmente desde el inicio del proyecto e incorpora información en cada uno de los elementos, lo que permite ir cubicando y calculando costos al mismo tiempo que se va proyectando. Muchos dirán que simplemente se trata de dibujar en 3D en vez de 2D, pero en verdad tiene un gran cantidad de ventajas que van desde la reducción de tiempos de producción, costos, reducción de incertidumbre, etc. Además en muchos de estos programas se puede integrar la ingeniería, especialidades, etc.”

    Las ventajas del BIM

    Además de las anteriormente citadas, el BIM conlleva muchas otras ventajas como “facilitar la integración de los distintos programas que se usan en el sector”, explica Jordi Ber, director de Estrategia e Innovación del metaportal Construmática.  Ber se refiere al hecho de que “los distintos profesionales que intervienen a lo largo de un proceso de construcción no trabajan con un mismo programa. Hasta ahora, este hecho dificultaba enormemente que la información se pasara de unos a otros y en muchas ocasiones obligaba a hacer de nuevo los dibujos o bien los cálculos. Esto representaba una gran pérdida de tiempo y de dinero”, afirma el experto. “Ahora, gracias al BIM, es posible pasar la información de un programa a otro lo que se traduce en una gran mejora debido a los menores costes económicos, el menor tiempo, y los menores problemas en obra que esto supone”.

    Según Ber, otra de las ventajas, o más bien avances, que aporta el BIM es la posibilidad de hacer simulaciones. “Gracias a estas podemos conocer mejor el comportamiento del edificio, su consumo energético, que pasaría su sustituyéramos un material por otro, etc.” Como pueden ver las posibilidades de la simulación son muchas al igual que las ventajas que esta conlleva.

    Internet

    No se puede hablar de TIC sin mencionar Internet. La red de redes es crucial para el sector de la construcción.  En la pasada edición de la feria Construmat de Barcelona, el metaportal Construmática organizó un encuentro de formación y networking titulado “La innovación está en la red”. En el evento, varios ponentes expertos en la materia hablaron sobre la construcción y la importancia de las TIC como instrumento clave en el desarrollo del sector. Uno de estos ponentes fue Jordi Ber quien habló sobre los beneficios de Internet para los profesionales del sector de la construcción.

    Según el director de Estrategia e Innovación de Construmática, Internet tiene cuatro grandes patas: una como sistema de almacenamiento, otra como sistema de búsqueda, una tercera como sistema de comunicación y, finalmente, como software (lo que se conoce como la nube). Vayamos por partes y analicemos una por una las distintas posibilidades que representan estas cuatro patas para el sector de la construcción.

    Como sistema de almacenamiento, la utilidad de Internet es clara. Cualquier persona, institución o organización es libre de colgar en la red toda aquella información o documentación que le plazca. Así es como al final Internet se ha acabado convirtiendo en un gran almacén en el que cualquier profesional del sector puede acudir en busca de información, ideas o conocimiento. Y aquí es donde entra en escena la segunda pata de Internet, la búsqueda, que se lleva a cabo principalmente mediante buscadores o navegadores como Google, Bing o Yahoo. En la red se pueden encontrar directorios, catálogos, bases de datos, webs como Wikipedia, y un largo etcétera.

    La tercera pata, la comunicación, es una de las más importantes. Gracias a Internet ya apenas hay fronteras geográficas y la información puede circular de punta a punta del mundo en cuestión de segundos. ¿Cómo beneficia todo esto al sector? Principalmente, facilitando la comunicación y el intercambio de información entre los distintos profesionales que forman parte de un mismo proyecto. El correo electrónico, los chats o las videoconferencias son grandes herramientas al respeto. Por otro lado, Internet también facilita la comunicación entendida como la divulgación de información. Es decir, todo lo que son revistas digitales, newsletters, blogs, las mismas páginas webs de instituciones y organizaciones del sector, y un largo etcétera.

    La última pata, aunque no la menos importante, es la de Internet como software, es decir, la existencia en la red de programas de cálculo, de mediciones y presupuestos, de gestión de proyectos…

    Todas estas patas y utilidades de la red, han convertido Internet en un medio indispensable y de gran utilidad para los profesionales del sector de la construcción. Las posibilidades de la red de redes no paran de crecer al igual que nuestra dependencia sobre ella. ¿Quién no se ha preguntado nunca cómo podíamos vivir sin Internet?