Deconstrumática. Revista online de arquitectura, ingeniería y construcción

El nuevo RITE. Apuesta por una construcción más sostenible

El nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) es un nuevo paso adelante hacia una construcción más sostenible. El reglamento constituye el marco normativo básico en el que se regulan los requisitos de eficiencia energética y de seguridad que deben cumplir las instalaciones térmicas (aparatos de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria), destinadas a atender la demanda de bienestar térmico e higiene en los edificios, tanto en las fases de diseño, dimensionado y montaje, como durante su uso y mantenimiento. El nuevo reglamento tiene como objetivo la mejora del rendimiento energético de las instalaciones para reducir los consumos de los edificios. De este modo, el RITE también contribuye a alcanzar los objetivos establecidos por el Plan de Fomento de las Energías Renovables (2000-2010).

El nuevo RITE fue promulgado por el Real Decreto 1027/2007 del 20 de julio de 2007 e impulsado conjuntamente por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y el Ministerio de Vivienda. Su elaboración responde a la necesidad de transponer la directiva europea 2002/91/CE (de Eficiencia Energética de los Edificios) y la aprobación en España del Código Técnico de la Edificación de 2006. El nuevo reglamento, que es de obligado cumplimiento desde el 29 de febrero de 2008, deroga y sustituye al anterior Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), aprobado por Real Decreto 1751/1998, (y las posteriores modificaciones del Real Decreto 1218/2002).

La nueva normativa debe ser aplicada a todas las instalaciones térmicas de los edificios de nueva construcción, y a las instalaciones de los edificios ya construidos por lo que se refiere a su reforma, mantenimiento, uso e inspección, con las limitaciones que la propia normativa ya establece. Quedan excluidos los edificios que en el momento de la entrada en vigor de la normativa estaban ya en construcción y los proyectos que tuviesen solicitada la licencia de obras antes de esa fecha.

La opinión del sector

A pesar de los problemas iniciales que comporta toda aplicación de normativa nueva y de alguna queja puntual, el RITE ha tenido una gran aceptación en el sector de la construcción. Edelmiro Rua Álvarez, presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos cree que el nuevo reglamento “es muy positivo porque da a las instalaciones de los edificios la importancia que éstas deben de tener. Es bueno que nos empecemos a concienciar de la gran importancia que éstas tienen”.

Por otro lado, el sector valora el esfuerzo realizado por parte de la administración pública para elaborar una nueva normativa más preocupada por el medio ambiente. Según Carlos Hernández Pezzi, presidente del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, “la publicación del RITE viene a completar el contenido del Código Técnico y sus documentos básicos de aplicación en su concepto de que el edificio es un envolvente que debe contribuir a las estrategias de ahorro y eficiencia energética de España y que la edificación debe favorecer el uso de energías renovables, especialmente en el caso de la producción de agua caliente sanitaria. Desde el principio, el Consejo ha apoyado activamente estas iniciativas que no sólo suponen un cambio normativo, sino una nueva concepción mucho más avanzada de la construcción en el siglo XXI”.

Otro de los puntos más alabados de la normativa por parte del sector es la importancia que esta da al mantenimiento de las instalaciones. En palabras de José Antonio Otero Cerezo, presidente del Consejo General de la Arquitectura Técnica, desde la organización “valoramos especialmente la consideración del mantenimiento de las instalaciones térmicas en el RITE, a cuyo efecto se potencia la figura del técnico de mantenimiento, función para la que los arquitectos técnicos están plenamente preparados y cualificados”.

Asimismo, Otero afirma que ahora lo que hace falta es realizar “un esfuerzo permanente para la difusión de sus contenidos técnicos, y para la formación de instaladores, técnicos y en el ámbito de las empresas constructoras e instaladoras”. No hay duda de que tanto la difusión de la normativa como la buena formación de los profesionales del sector son cuestiones clave para que la aplicación del nuevo RITE sea todo un éxito.

Vivienda Pascual Márin Correoso. Premio Arquitectura Aluminier. Technal 2008.

Un análisis técnico del RITE

Isaac Cebolla, ingeniero Industrial del área Professional del Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña, explica en el siguiente texto las principales líneas del RITE

“Las tres exigencias que marca el reglamento son: bienestar e higiene de las personas, eficiencia energética de las instalaciones y la seguridad que es la más importante”

El pasado 29 de febrero de 2008 entró en vigor el nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, de ahora en adelante RITE.  Este reglamento es de aplicación en las instalaciones fijas de climatización (calefacción, refrigeración y ventilación) y de producción de agua caliente sanitaria, destinadas a atender la demanda de bienestar térmico e higiene de las personas.

Las tres exigencias básicas que marca el reglamento son: el bienestar e higiene de las personas, la eficiencia energética de las instalaciones y la seguridad que es la más importante. Se han de minimizar los riesgos de sufrir accidentes que produzcan daños y prejuicios a las personas, a los bienes o al medio ambiente, así coma otros hechos susceptibles de producir a los usuarios molestias o enfermedades.

En su lugar, el factor determinante es el confort, bienestar e higiene de las personas. Las instalaciones térmicas se han de diseñar, calcular, ejecutar, y usar de modo que se cumplan cuatro exigencias:

Calidad térmica del ambiente. Las instalaciones térmicas han de permitir mantener los parámetros que definen el ambiente térmico (temperatura, humedad relativa, velocidad del aire en la zona ocupada, etc.) dentro de un intervalo de valores determinados con la finalidad de mantener unas condiciones ambientales confortables para los usuarios de los edificios.

Calidad del aire del interior. Las instalaciones térmicas han de permitir mantener una calidad del aire interior aceptable, en los locales ocupados por personas, eliminando los contaminantes que se producen de forma habitual durante su uso normal, aportando un cabal suficiente de aire exterior y garantizando la extracción y expulsión del aire viciado. El reglamento no contempla en ningún sitio la posibilidad de usar la ventilación natural al no establecer ningún tipo de excepción en el filtraje del aire de aportación. En cambio, se contempla la ventilación natural para seguridad en salas de calderas.

Higiene. Las instalaciones térmicas han de permitir proporcionar una dotación de agua caliente sanitaria, en condiciones adecuadas, pera la higiene de las personas. Además, se regulan las condiciones de higiene asociadas al agua de las piscinas climatizadas, los humidificadores y a la limpieza de conductos y plenumos de aire.

Calidad del ambiente acústico. En condiciones normales de utilización, el riesgo de molestias o enfermedades producidas por el ruido y las vibraciones de las instalaciones térmicas ha de estar limitado. En este sentido, las instalaciones de climatización han de cumplir con las exigencias del documento DB-HR Protección contra el Ruido del CTE.

En resumen, la necesidad de trasponer nuevas directivas europeas y de actualizar la normativa estatal existente incorporando la posibilidad de utilizar nuevas tecnologías y otras fuentes de energía, así como la preocupación por el cambio climático han motivado la aparición de este nuevo reglamento

NOVEDADES RITE. Colegio de ingenieros INDUSTRIALES de catalunya

Carnés de instaladores y empresas instaladoras y mantenedoras: Unifica los carnés para climatización y calefacción y regulariza la instalación de placas solares térmicas.

Energías renovables: Se fomenta el uso de la energía solar térmica, unificando criterios con el Código Técnico de la Edificación. Para el calentamiento de piscinas al aire libre y la climatización de espacios abiertos, sólo podrán utilizarse energías renovables o residuales.

Eficiencia energética y medio ambiente: Incide en los consumos de energía de los edificios a través de instalaciones más eficientes y también en la menor emisión de gases de efecto invernadero y otros contaminantes atmosféricos.

Inspección periódica: Obligación de realizar inspecciones periódicas de eficiencia energética.

Instalación y equipos: Los equipos de refrigeración deben ocultarse en edificios de nueva construcción, es decir no pueden ser visibles por las personas.

Filtración: Se incrementa la exigencia en la filtración del aire tratado

Chimeneas: Los edificios deberán tener chimeneas adaptadas para colocar calentadores estancos y para calderas estancas (preinstalación en caso de que se coloquen termos eléctricos). El conducto de la chimenea solo podrá salir por la cubierta del edificio, no se podrá ventilar a fachadas (excepto en viviendas unifamiliares)

Calderas: Se prohíbe la instalación de calderas de diversos tipos, como las atmosféricas (a partir de 2010), las de carbón (a parir de 2012, las de 1 estrella (a partir del 2010) y las calderas de 2 estrellas (a partir del 2012).

Mantenimiento de las instalaciones: Se establece la obligatoriedad de prestación de servicios de mantenimiento de las instalaciones. El proyecto debe incorporar un “Manual de uso y Mantenimiento” que contendrá las instrucciones de manejo y maniobra.

Puesta en servicio: En la instalación terminada, deberán realizarse las comprobaciones y pruebas de puesta en servicio. Se especifican las comprobaciones siguientes:

Eficiencia energética de los equipos, transferencia de energía térmica, eficiencia y aportación energética de la producción de los sistemas de generación de energía de origen renovable, funcionamiento de los elementos de regulación y control, temperaturas y los saltos térmicos de todos los circuitos, consumos energéticos, funcionamiento y consumo de los motores eléctricos, pérdidas térmicas de distribución de la instalación hidráulica.

Reformas: Se considera reforma de instalación a toda aquella actuación que suponga una modificación del proyecto o de la memoria técnica del edificio.

Usos: No afectará a usos industriales, salvo en aquellos casos en que afecten a la higiene y bienestar térmico de las personas, como, por ejemplo, los baños, comedores, salas de espera de la terminal de un aeropuerto.

CUMPLIMENTO DEL RITE. Colegio de ARQUITECTOS DE CATALUNYA

El RITE se aplica a las instalaciones térmicas en edificios de nueva construcción, y a las instalaciones térmicas en edificios ya construidos por lo que se refiere a reforma, mantenimiento, uso e inspección, con las limitaciones que en él mismo se establecen. Se consideran como instalaciones térmicas las instalaciones fijas de climatización (calefacción, refrigeración y ventilación) y de producción de agua caliente sanitaria destinadas a atender la demanda de bienestar térmico e higiene de las personas. Por ejemplo, se considera reforma la incorporación de nuevos sistemas de climatización o de producción de agua caliente sanitaria o la modificación de los existentes; la incorporación de energías renovables; la substitución del equipo generador de calor o de frío por otro de distintas características o el cambio del uso previsto del edificio.

El nuevo RITE se ordena en dos partes: La Parte I, contiene las condiciones generales de aplicación del RITE y las exigencias de bienestar e higiene, de eficiencia energética y de seguridad que han de cumplir las instalaciones térmicas.

En esta parte también se encuentran las condiciones relativas a la documentación técnica, la ejecución de las instalaciones térmicas, su puesta en servicio, uso y mantenimiento e inspección.

La Parte II, contiene la caracterización de las exigencias técnicas y su cuantificación, de acuerdo con el desarrollo actual de la técnica. Se establecen niveles o valores límites y procedimientos expresados en forma de métodos de verificación o soluciones sancionadas para la práctica, la utilización de los cuales permite acreditar su cumplimiento. Hay cuatro Instrucciones Técnicas (IT) que se corresponden a las fases de la instalación: IT 1 Diseño y dimensionamiento, IT 2 Montaje, IT 3 Mantenimiento y uso y IT 4 Inspección.

Para facilitar el cumplimiento de las exigencias del RITE se crean los documentos reconocidos del RITE, que se definen como documentos sin carácter reglamentario, que han de contar con el reconocimiento conjunto del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y el Ministerio de Vivienda.

Condiciones para el cumplimiento

Los agentes que intervienen en las instalaciones térmicas, en la mesura que afecte su actuación, han de cumplir las condiciones que el RITE establece sobre el diseño, dimensionamiento, ejecución, mantenimiento e inspección de la instalación.

El RITE añade que también son responsables de su aplicación las entidades e instituciones que intervienen en el visado, supervisión o informe de los proyectos o memorias técnicas y los titulares y usuarios de las mismas en los términos que establece el RITE.

En coherencia con el enfoque por prestaciones, para justificar que una instalación cumple las exigencias que se establecen en el RITE se podrá optar por una de las siguientes opciones: adoptar soluciones basadas en las IT; o adoptar soluciones alternativas, previa conformidad con la propiedad y siempre que quede justificado documentalmente que las prestaciones son equivalentes a les que se obtendrían si aplicásemos las IT.

Edificio de viviendas en Plaza Lesseps, Barcelona. Premio Arquitectura Aluminier. Technal 2008

+ información

La normativa completa

Texto completo con toda la normativa del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios [PDF, 340 KB, 54 pags.]

Comentarios RITE 2007

RITE 2007. Reglamento de instalaciones térmicas en los Edificios

Artículo de M. Teresa Abella, Directora de la Biblioteca y de las áreas de Información y Documentación de la Asociación de Ingenieros Industriales de Cataluña, trata más profundamente sobre el contenido del nuevo RITE.

Reglamento de instalaciones térmicas en los edificios [PDF, 1.6 MB, 172 pags.]

Documento elaborado por la Asociación Española de Climatización y Refrigeración (ATECYR) para el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE)

Más información sobre el RITE en Construmática

RITE: Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios

Solución de problemas con la evacuación de los productos de combustión

Sistema de tiro forzado comunitario Hogartec [PDF- 117Kb]